La mejora de la economía del Reino Unido no cambiaría las reglas del juego electoral para Sunak

La caída de la inflación, la perspectiva de recortes en las tasas de interés y las señales de que la economía británica está ganando algo de ritmo suenan como una bendición electoral para el primer ministro Rishi Sunak, pero la historia sugiere que todo eso hará poca diferencia.

La semana pasada, el Banco de Inglaterra pronosticó que la inflación británica -hasta hace poco la más alta entre las economías ricas del mundo- caería a su objetivo del 2% para mediados de 2024, mucho antes de lo que pensaba anteriormente. El Banco de Inglaterra también señaló que los costos de endeudamiento podrían comenzar a caer.

Si el banco central tiene razón, ayudaría a Sunak, quien ha tratado de atribuirse el mérito de la caída de la inflación mientras se prepara para las elecciones previstas para octubre o noviembre.

Las encuestas empresariales -incluida una del lunes que sugirió que la economía británica está creciendo más rápido que la de sus grandes vecinos europeos- también apuntan a una perspectiva económica más brillante.

Los datos del lunes sugirieron que la tasa de desempleo de Gran Bretaña cayó al 3,9% en los tres meses hasta noviembre. Un aumento del 10% en el salario mínimo y un recorte en las tarifas de energía doméstica en abril también podrían ayudar a muchos hogares.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *