Los consumidores están gastando más a través de la controvertida forma de crédito

Casi un tercio de los compradores que usan el Sistema de crédito de compre ahora y pague después aseguran que los reembolsos de los préstamos se han vuelto «inmanejables», con la crisis del costo de vida empujándolos a una espiral de deuda, según una nueva investigación.

Los consumidores están gastando más a través de la controvertida forma de crédito, y los compradores que usan el sistema de compre ahora y pague después, ahora realizan un promedio de 4,8 compras, casi el doble de las 2,6 compras en febrero, según la investigación. El saldo pendiente del usuario medio del sistema asciende actualmente a 254 libras esterlinas.

Le puede interesar: Conozca el resumen de noticias destacadas de este 23 de Junio

Barclays Bank y la organización benéfica de deuda StepChange dijeron que esto era «preocupante» porque el 30% de los británicos han utilizado Sistema de crédito de compre ahora y pague después o BNPL, por sus siglas en inglés, para comprar bienes, y de estos, casi un tercio (31%) dijo que el préstamo los había metido en deuda problemática.

La investigación también encontró que para los minoristas que ofrecen BNPL, se espera que la forma de préstamo represente casi una cuarta parte de sus ventas a finales de este año.

El Sistema de crédito de compre ahora y pague después permite a los compradores escalonar los pagos de artículos como ropa y muebles sin intereses ni cargos, a menos que no paguen a tiempo, momento en el que algunas empresas imponen cargos por retraso. Normalmente, el coste se divide en cuotas semanales, quincenales o mensuales. Los prestamistas suelen ganar dinero a través de la comisión de los minoristas.

La nueva forma de crédito ha disfrutado de un crecimiento explosivo durante la pandemia. Había habido informes de que se había ralentizado a medida que la gente reducía el gasto no esencial, pero Richard Lane, director de asuntos externos de StepChange, dijo: «Hay cada vez más pruebas de que el Sistema de crédito de compre ahora y pague después no solo se está utilizando para comprar artículos discrecionales como la moda, sino también los elementos esenciales de la vida, como los comestibles».

El sector multimillonario debe ser regulado por la Autoridad de Conducta Financiera. Sin embargo, se ha sugerido que es posible que las nuevas normas no entren en vigor hasta 2024, lo que llevó a activistas como Martin Lewis a expresar su frustración por el lento ritmo de progreso.

La investigación indica que el aumento del costo de vida está teniendo un impacto directo en la popularidad de la BNPL, con más de un tercio (36%) de los consumidores diciendo que se había vuelto más atractivo desde que la inflación y los costos de la energía comenzaron a subir.

Cuatrocientos responsables de la toma de decisiones de la industria minorista fueron encuestados para la investigación, y los que ofrecieron Sistema de crédito de compre ahora y pague después estimaron que representaría el 22,1 % de las ventas a finales de 2022, en comparación con el 18,7 % en la actualidad.

Para atender esta situación el gobierno estableció el pasado 20 de junio planes que harán a  los prestamistas llevar a cabo verificaciones de asequibilidad, asegurando que los préstamos sean accesibles para los consumidores, y modificarán las reglas de promoción financiera para garantizar que los anuncios Compre ahora y pague después sean justos, claros y no engañoso. Los prestamistas que ofrecen el producto deberán ser aprobados por la Autoridad de Conducta Financiera (FCA), y los prestatarios también podrán presentar una queja ante el Servicio del Defensor del Pueblo Financiero (FOS).

Al respecto, el Secretario Económico del Tesoro, John Glen, dijo que “Buy-Now Pay-Later puede ser una forma útil de administrar sus finanzas, pero debemos asegurarnos de que las personas puedan adoptar nuevos productos y servicios con las protecciones adecuadas implementadas.

«Al mantener Buy-Now Pay-Later con los altos estándares que esperamos de otros préstamos y formas de crédito, estamos protegiendo a los consumidores y fomentando el crecimiento seguro de este mercado innovador en el Reino Unido».

Dada su complejidad, el gobierno publicará una consulta sobre el proyecto de ley a finales de este año. Luego de esto, el gobierno tiene como objetivo establecer una legislación secundaria para mediados de 2023, luego de lo cual la FCA consultará sobre sus reglas para el sector.

El gobierno también ha confirmado que otras formas de crédito sin intereses a corto plazo, como las que se utilizan para pagar el trabajo dental o artículos más grandes como muebles, deberán cumplir con las mismas reglas anunciadas, dado que los riesgos planteados son similares y los consumidores deben recibir protecciones consistentes de productos similares. Estas reglas se aplicarán a las empresas que se asocien con un prestamista externo para otorgar crédito, y el gobierno solicita más comentarios de las partes interesadas para confirmar si también se deben aplicar a los comerciantes en línea que ofrecen crédito directamente para la compra de sus propios productos.

Le puede interesar: Los billetes de papel restantes de £20 o £50 deben gastarse

El anuncio  forma parte del plan del gobierno para hacer crecer la economía y hacer frente al costo de vida. El gobierno, a través de su despacho de finanzas ha brindado 37 mil millones de libras de apoyo para ayudar, incluido proporcionar a los ocho millones de familias británicas más vulnerables al menos 1200 libras en pagos directos este año, y otorgar 400 libras a cada hogar en todo el Reino Unido para ayudar con sus facturas de energía.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *