Boris Johnson vuelve hoy al Parlamento y se disculpa por la multa impuestas por el Scotland Yard

El primer ministro, Boris Johnson, vuelve hoy al Parlamento británico y disculpa por la multa impuestas por el Scotland Yard, tras incumplir las reglas de confinamiento durante la pandemia. El gobernante niega haber infringido la ley de forma deliberada y con ello trata de calmar los ánimos tanto en su partido conservador como en la oposición parlamentaria que insiste en que Johnson mintió en la Cámara de los Comunes y piden su renuncia.

El primer ministro, Boris Johnson, enfrenta al Parlamento británico, donde se disculpa con los diputados después de haber sido multado por infringir las reglas de confinamiento, y se defiende bajo el argumento de que argumenta que hay cuestiones más importantes en las que centrarse.

El primer ministro hace su primera declaración ante el Parlamento desde que fue multado por la policía por una infracción en junio de 2020.

Le puede interesar: Científicos advierten que una nueva variante del virus podría ser mucho más transmisible

Sin embargo, los partidos de la oposición tratan de llamar a una moción de censura al primer ministro en los próximos días en medio de afirmaciones de que mintió a los diputados.

Johnson aseguró que cuando se pronunció ante la Cámara de los Comunes a finales del año pasado negando haber roto las regalas de pandemia habló «de buena fe» y culpó a los ex ayudantes de dar al Primer Ministro información incorrecta.

Después de convertirse en el primer primer ministro en servicio del Reino Unido en ser sancionado por infringir la ley, Johnson alegó que hay asuntos más urgentes, como la guerra en Ucrania, ahora deben tener prioridad. De hecho, Johnson estuvo recibiendo una llamada presidida por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, con los líderes de Francia, Alemania, Japón, la UE y la OTAN, en la que discutirán el refuerzo de los suministros de armas defensivas a Ucrania y las opciones para nuevas sanciones contra Rusia.

El canciller Rishi Sunak y la esposa del Sr. Johnson, Carrie, también recibieron avisos de penalización fija por asistir a una reunión de cumpleaños para el Primer Ministro en el número 10 de Dowining Street, en junio de 2020.

Johnson dijo sentir «un sentido aún mayor de obligación de cumplir» su agenda después de recibir la multa.

Más tarde, el primer ministro prometió «aclarar las cosas de cualquier manera que pudiera», después de haber dicho previamente al Parlamento que no se habían roto las reglas cuando surgieron por primera vez las acusaciones de los partidos de Downing Street.

Según las normas del gobierno, se espera que los ministros renuncien por engañar a sabiendas a los diputados y que corrijan el registro lo antes posible si le dicen inadvertidamente al Parlamento algo falso.

El presidenta de la Cámara de Representantes, Lindsay Hoyle, está sopesando la decisión de permitir una votación de censura sobre si el Primer Ministro engañó al Parlamento en declaraciones anteriores a los diputados.

El experto en Historia gubernamental Lord Hennessy dijo que e Johnson había infringido la ley, engañado al Parlamento y «triturado el código ministerial», creando la «crisis constitucional más grave que involucra a un primer ministro».

Le puede interesar: La inflación alcanza el 7% en marzo la más alta en 30 años

Dado que algunos diputados conservadores aún no han hablado públicamente sobre la multa de Johnson, el primer ministro también se dirigirá al partido parlamentario conservador este martes por la noche.

Algunos diputados temen que pueda haber más sanciones por las infracciones de confinamiento por parte del primer ministro, ya que la policía continúa investigando nueve de las 12 reuniones de Downing Street a las que se refieren.

Se asegura que Johnson sirvió bebidas en una reunión de noviembre de 2020 para Lee Cain, su exjefe de comunicaciones, descrito como un evento regular de bebidas los viernes que se convirtió en una fiesta de despedida.

La vicelíder laborista Angela Rayner dijo que los informes sugerían que el primer ministro no solo asistió a fiestas en confinamiento, sino que «tuvo una participación en la organización de al menos uno de ellos».

Downing Street ha negado que el primer ministro haya desempeñado un papel en la organización del evento de noviembre de 2020.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *