Más de 50.000 trabajadores ferroviarios se declararon en huelga este martes, jueves y sábado

Los trabajadores ferroviarios han logrado semiparalizar al Reino Unido en la huelga más grande que se ha visto en 30 años, en una acción sindical que inició este martes y que continuará este jueves y sábado, mientras las empresas operadores de trenes urgieron a millones de personas solo realizar viajes esenciales. 

Se trata de una disputa salarial que los sindicatos advierten que podría conducir a una acción coordinada en otras industrias.

Esto se da en momentos en que los hogares británicos ya están experimentando la mayor contracción económica en décadas, con el aumento de los precios de los alimentos y el combustible llevando la inflación al 10%, mientras que los salarios subyacentes promedio no son más altos que en 2006 cuando se ajustaron a la inflación.

Le puede interesar: Colombia gira por primera vez hacia la izquierda.

Más de 50.000 trabajadores ferroviarios se declararon en huelga este martes, jueves y sábado por congelaciones salariales y recortes de empleos, lo que los sindicatos anuncian como el comienzo de un posible «verano de descontento» con maestros, médicos e incluso abogados que avanzan hacia la huelga.

«Frente a una agenda tan agresiva (recortes en empleos, condiciones, salarios y pensiones), el RMT no tiene más remedio que defender industrialmente a nuestros miembros y detener esta carrera hacia el abismo», dijo Mick Lynch, secretario general de Rail, Maritime y Trabajadores del Transporte (RMT). El representante sindical informó que el paro se había iniciado, luego de que las conversaciones de última hora fracasaron, lo que significa que las huelgas de esta semana continuarían y que se planeaban más acciones similares en los próximos meses de julio y agosto.

«Nuestra campaña funcionará durante el tiempo que sea necesario», dijo a los periodistas.

Por su parte, el primer ministro Boris Johnson acusó a los sindicatos de estar perjudicando a las personas a las que decían ayudar.

“Al seguir adelante con estas huelgas ferroviarias, están alejando a los viajeros que en última instancia respaldan los trabajos de los trabajadores ferroviarios, al tiempo que afectan a las empresas y comunidades de todo el país”, dijo Johnson en un comunicado.

La economía británica inicialmente se recuperó con fuerza de la pandemia de COVID-19, pero una combinación de escasez de mano de obra, interrupción de la cadena de suministro, inflación y problemas comerciales posteriores al Brexit ha provocado advertencias de una recesión.

Desde el gobierno se asegura que se está brindando apoyo adicional a millones de los hogares más pobres, pero que los aumentos salariales por encima de la inflación dañarían los fundamentos de la economía.

«Los niveles sostenidos de inflación más altos tendrían un impacto mucho mayor en los paquetes salariales de las personas a largo plazo, destruyendo los ahorros y extendiendo las dificultades que enfrentamos por más tiempo», dijo Johnson.

La huelga ferroviaria es la más grande que se ha visto en el Reino Unido desde la década de 1970, cuando el país se enfrentó huelgas laborales generalizadas, incluido el «invierno del descontento» de 1978-79.

Las acciones sindicales se producen cuando los viajeros en los aeropuertos británicos experimentan retrasos caóticos y cancelaciones de última hora debido a la escasez de personal, mientras que muchos británicos tienen que esperar meses para que lleguen los nuevos pasaportes debido a los retrasos en el procesamiento.

La huelga ferroviaria significa que solo alrededor de menos de mitad de la red ferroviaria de estará abierta esta semana, con un servicio muy limitado en esas líneas y una interrupción continuas.

Le puede interesar: Transpor for London está recomendando a los usuarios de los servicios ferroviarios evitar viajar el martes 21 de junio

La interrupción de los servicios de trenes afecta a todos los sectores, incluidos el de salud, que ha obligado a la suspensión de operaciones programadas, y a la educación, justo cuando se realizan los éxamenes de GCSE y A-Level de secundaria.  También perjudicará el famoso festival de música de Glastonbury, que se realiza después de dos años de cancelaciones por la crisis de la pandemia.

El organismo industrial UK Hospitality dijo que las huelgas serían devastadoras para las empresas que intentan recuperarse de la pandemia, prediciendo un impacto económico de más de mil millones de libras para las industrias del turismo, el ocio y la hospitalidad.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *