Rechazo parlamentario amenaza el plan de deportación del gobierno británico a Ruanda

La legislación propuesta por el primer ministro británico, Rishi Sunak, para bloquear impugnaciones judiciales al plan de deportar solicitantes de asilo a Ruanda, enfrenta un nuevo desafío en el Parlamento. Sunak, cuyo liderazgo se vio amenazado durante la primera votación parlamentaria el mes pasado, logró superar la revuelta de legisladores conservadores. Sin embargo, la oposición advierte que podrían rechazar la legislación en etapas posteriores a menos que se realicen modificaciones para fortalecerla.

La líder de la Cámara de los Comunes, Penny Mordaunt, anunció que el debate sobre la legislación se llevará a cabo los días 16 y 17 de enero. Durante este tiempo, los legisladores tendrán la oportunidad de presentar enmiendas al proyecto de ley.

El gobierno británico busca frenar el aumento de solicitantes de asilo que cruzan peligrosamente desde Francia hasta la costa sur de Inglaterra en pequeñas embarcaciones. Sunak, comprometido con la iniciativa de «detener los barcos», ha apostado su cargo a la implementación exitosa del plan de deportación antes de las elecciones generales programadas para este año.

En noviembre, la Corte Suprema del Reino Unido dictaminó que la política de deportación de Sunak violaba las leyes y acuerdos británicos e internacionales de derechos humanos. En respuesta, el primer ministro negoció un nuevo tratado con Ruanda y presentó nueva legislación destinada a superar cualquier obstáculo legal que pudiera detener las deportaciones.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *