El príncipe Harry impugnar legalmente una decisión que le negó protección policial

El príncipe Harry obtuvo el viernes permiso para impugnar legalmente una decisión del gobierno que le negó protección policial mientras estaba en Gran Bretaña.

Harry, el nieto de la reina Isabel II, recibió toda la protección policial que generalmente se le da a las figuras reales antes de que decidiera dejar sus deberes reales y mudarse a Estados Unidos con su esposa Meghan en 2020.

Le puede interesar: Candidatos a primer ministro prometieron abordar la inmigración ilegal como una prioridad

Pero el Ministerio del Interior, responsable de la policía, la inmigración y la seguridad del Reino Unido, decidió en febrero de ese año que Harry dejaría de recibir seguridad policial personal mientras estuviera en el país, incluso si él mismo cubriera los costos.

El viernes, un juez del Tribunal Superior Británico otorgó permiso para una parte del reclamo de Harry para una revisión judicial, un proceso en el que un juez examina la legalidad de la decisión de un organismo público.

Ha habido señales de tensiones entre Harry y la familia real desde al menos 2019, cuando él y Meghan decidieron establecer su propio hogar, rompiendo con la operación conjunta que tenían con el príncipe William y su esposa Kate.

Harry y Meghan han confiado en un equipo de seguridad privado desde que se mudaron a California, donde viven con sus dos hijos pequeños.

Los abogados de Harry, sin embargo, han dicho que los arreglos de seguridad privada no le dieron al príncipe el nivel de protección que necesitaba durante su visita al Reino Unido.

Harry y Meghan han recibido en los últimos años una cobertura crítica en partes de la prensa británica, que ha descrito como «tóxica».

Le puede interesar: Dos de cada cinco trabajadores de aeropuerto están considerando renunciar

El permiso se otorgó por varios motivos diferentes, aunque no por todos los que había buscado el equipo legal del príncipe, mostró un fallo publicado en el sitio web de la corte.

El tribunal autorizó la revisión judicial sobre la base de que el príncipe debería haber sido informado sobre la política de seguridad del Ministerio del Interior antes de que se tomara la decisión de negarle la protección policial.

Debería haber tenido la oportunidad de presentar su caso ante el Comité Ejecutivo para la Protección de la Realeza y las Figuras Públicas, o RAVEC , el ala del Ministerio del Interior que tomó la decisión, agregó el fallo.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *