Enfrentando la Furia de la Naturaleza: Tormenta Ciarán Devasta el Reino Unido y las Islas del Canal

El Reino Unido y las Islas del Canal se han visto sacudidos por la tormenta Ciarán, que trajo consigo fuertes vientos y lluvias torrenciales, mientras las advertencias de los meteorólogos subrayan el peligro inminente para la vida de los residentes. Esta violenta tormenta, ha generado una serie de evacuaciones, cierres de escuelas y graves problemas en el transporte público.

Le puede interesar: Precios de viviendas británicas suben 1% en octubre debido a escasez

En la isla de Jersey, un rincón pintoresco en el Canal de la Mancha, los vientos alcanzaron velocidades sorprendentes de hasta 102 mph, resultando en daños severos a viviendas. Como medida de precaución, decenas de personas fueron evacuadas de sus hogares y trasladadas a hoteles en busca de refugio durante la noche. Las imágenes impactantes de árboles caídos, postes de electricidad derribados y daños estructurales en edificios dan una idea de la magnitud de la tormenta.

En tierra firme, más de 300 escuelas en el sur de Inglaterra se han visto obligadas a cerrar sus puertas, dejando a miles de estudiantes sin clases. Además, se han reportado incidentes importantes en áreas como Hampshire, la Isla de Wight y Jersey, donde la tormenta ha causado estragos, interrumpiendo la vida cotidiana de los habitantes locales.

El sistema ferroviario del Reino Unido también se ha visto gravemente afectado, con líneas de tren paralizadas debido a la tormenta. Algunos operadores ferroviarios han instado a los viajeros a trabajar desde casa en lugar de enfrentar las dificultades en el transporte público. Además, se ha aconsejado a los conductores en el sur y oeste del Reino Unido que eviten las carreteras costeras, que están particularmente expuestas a los embates de la tormenta.

Le puede interesar: Académicos y empresas debaten seguridad de la inteligencia artificial en GB

Las advertencias meteorológicas de nivel ámbar y amarillo están en vigencia en diversas partes de Inglaterra, Escocia y Gales, indicando un riesgo potencial tanto para la vida como para la propiedad. Los residentes se mantienen en alerta máxima mientras luchan por protegerse de los embates de la naturaleza y recuperarse de los estragos causados por la tormenta Ciarán.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *