La guerra en Ucrania amenaza con hundir al Reino Unido en una recesión

El Reino Unido está comenzando a dar signos de recesión económica. Eso se desprende del reporte mensual de la Oficina de Estadísticas Nacionales dado a conocer esta mañana que señala que hubo una contracción del 0,1% en marzo cuando los hogares comenzaron a sentir el impacto del aumento de los precios y redujeron el gasto. Ya en febrero el crecimiento había sido nulo.


La guerra en Ucrania, además de los altos costos de los servicios de gas y electricidad, comida y gasolina amenazan con hundir al Reino Unido en una recesión.


La inflación vertiginosa ya estaba reduciendo los presupuestos de los hogares, incluso antes del aumento del 54% en las facturas de energía de abril.


No obstante, al sumar los primeros tres meses del año, la economía creció un 0,8 %, impulsada por la recuperación de las industrias hotelera y de viajes de las restricciones por la pandemia del coronavirus.
El ONS dijo que la industria automotriz en particular estaba «luchando» .

Le puede interesar: Alertan que más de 1,5 millones de hogares británicos tendrán problemas para pagar facturas de servicios


El Banco de Inglaterra ha advertido que el Reino Unido se enfrenta a una «fuerte desaceleración económica», con los precios subiendo a su ritmo más rápido en 30 años, impulsados por el aumento de los costes del combustible, los alimentos y la energía.


El Banco ha pronosticado que la inflación -la tasa a la que suben los precios- podría llegar a más del 10% a finales de año.


«Se puede ver que el costo de vida realmente comienza a afectar», dijo Darren Morgan, director de estadísticas económicas de la ONS.


Agregó que el comercio en el sector minorista había caído «muy por debajo de las expectativas», y la gente recortó el gasto en «ventas grandes y no esenciales».


Morgan también dijo que en marzo se registró una gran caída en las ventas de combustible, ya que las personas redujeron la cantidad de viajes en automóvil debido al alto costo del combustible en las gasolineras, impulsado por el aumento de los precios mundiales del petróleo.


«La otra industria que vimos con mucha dificultad es la industria del comercio de automóviles. Realmente están luchando en este momento», dijo.


La Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores ha dicho que marzo marcó el mes «más débil» para las matriculaciones de automóviles nuevos desde 1998, ya que los problemas de la cadena de suministro continúan obstaculizando a los fabricantes de automóviles.

Le puede interesar: Los vecinos tendrán voto en la decisión de los desarrollos de vivienda en su zona


La ONS dijo que una caída del 15,1% en las reparaciones de vehículos motorizados y motocicletas fue el factor principal detrás de la contracción del sector de servicios del Reino Unido en marzo.


Sin embargo, dijo que la industria de la construcción vio un mes fuerte debido a las reparaciones que debían realizarse en casas y edificios luego de las tormentas en el Reino Unido en febrero.


Paul Dales, economista jefe del Reino Unido en Capital Economics, dice que la economía británica se ha quedado sin impulso.


El riesgo de recesión acaba de aumentar, aunque las fuertes presiones de los precios probablemente harán que el BoE suba aún más las tasas de interés.


El punto clave es que todo el crecimiento en el primer trimestre se produjo cuando el PIB aumentó un 0,7% en enero.


El PIB se mantuvo estable en febrero y cayó un 0,1% en marzo, lo que deja a la economía sin impulso justo cuando el aumento de la inflación comienza a convertirse en un gran lastre para los ingresos reales de los hogares.


De repente, nuestras previsiones de que el PIB se mantendrá estable tanto en el segundo como en el tercero parecen bastante optimistas. Ahora parece un poco más probable una contracción del PIB o una recesión.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *