La OMS considera evitar la aplicación de la tercera dosis hasta que todo el mundo esté vacunado

La Organización Mundial de la Salud aseguró que las dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus todavía no son necesarias, por lo que es mejor invertir esos inmunológicos en los otros países que están atrasados en su proceso de vacunación.

De acuerdo a la científica jefa de la Organización, Soumya Swaminathan, “no hay pruebas de que sean necesarios refuerzos ahora. Puede que tras 2 o 3 años sí, pero no hay ninguna prueba de que hagan falta después de 6 meses”.

La funcionaria también mencionó que la decisión de aplicar el refuerzo se debe basar en datos científicos, no por recomendación de compañías farmaceúticas, y que hasta el momento no hay pruebas científicas sobre la necesidad de reforzar las vacunas, y que a pesar que hay aumento en el número de contagiados no lo hay en el de muertos y hospitalizados.

Le puede interesar: Lo que debe saber hoy, 15 de julio, para estar enterado

Por el momento, cuatro países han hecho anuncios sobre programas de refuerzos de vacunación, por lo que la OMS ha expresado su preocupación pues en predicciones hechas, si 11 países con ingresos altos o medios dan una tercera dosis a sus ciudadanos podría hacer falta 800 millones de vacunas adicionales.

El doctor Tedros Adhanom Gebreyesus, director de la OMS, expresó que “la brecha mundial en el suministro de la vacuna contra el COVID-19 es enormemente desigual. Algunos países y regiones están pidiendo millones de dosis de refuerzo, antes de que otros países hayan tenido suministros para vacunar a sus trabajadores sanitarios y a los más vulnerables”

El director también manifestó que la prioridad ahora debería ser “vacunar a aquellos que no han recibido ninguna dosis y protección”. Esto podría ser a través del mecanismo de reparto de vacunas COVAX, mediante el que se repartirán 110 millones de dosis de las vacunas Sinopharm y Sinovac. 

Le puede interesar: INGLATERRA es “sistemáticamente racista”, según un informe presentado a la ONU

Además, se solicitó a las compañías Moderna y Pfizer “que cedan sus patentes para poder aumentar la producción de vacunas, tal y como ha hecho AstraZeneca, cuyas vacunas comenzarán a producirse también en Japón y Australia, además de Europa, Corea del Sur e India.”

Sobre la aplicación de la tercera dosis, Mike Ryan, director de emergencias de la OMS, aseguró que daba un poco de vergüenza y que “son personas que quieren tener su pastel y comérselo, y luego quieren hacer más pastel y comérselo también”

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *