UE denuncia engaño de Boris Johnson al desafiar al Reino Unido de alejarse de conversaciones

Los líderes de la Unión Europea se arriesgan a un Brexit sin acuerdo al desafiar a Boris Johnson a cumplir su amenaza de alejarse de la disputa sobre un acuerdo comercial.

El bloque ha elaborado planes para intensificar las conversaciones después de que el primer ministro se quejara de que las rondas recientes “carecían de energía”. Antes de una cumbre de líderes europeos en Bruselas, un documento filtrado reveló que se le ordenará a Michel Barnier que se resista a avanzar hasta que Gran Bretaña haga concesiones significativas sobre la pesca y la futura política de subsidios estatales. El “proyecto de conclusiones” dice: “El Consejo Europeo recuerda que el período de transición finalizará el 31 de diciembre de 2020 y observa con preocupación que los avances en cuestiones clave de interés para la Unión todavía no son suficientes para alcanzar un acuerdo”.

“En este contexto, el Consejo Europeo invita al negociador jefe a continuar las negociaciones en las próximas semanas y pide al Reino Unido que tome las medidas necesarias para hacer posible un acuerdo”.

Los líderes de la UE debatirán las conversaciones comerciales sobre el Brexit por primera vez en más de 12 meses en la cumbre del Consejo Europeo en Bruselas hoy.

Las conclusiones publicadas antes de la reunión están sujetas a cambios dependiendo de cómo los jefes de Estado y de gobierno evalúen finalmente las futuras negociaciones de relaciones con Gran Bretaña.

Johnson está dispuesto a alejarse de las conversaciones sobre el brexit a menos que la discusión de hoy envíe una señal clara de que todavía es factible un acuerdo en las próximas semanas.

El Primer Ministro quiere una señal “fuerte y creíble” de que se puede lograr un gran avance después de que el bloque establezca sus posiciones.

Anoche mantuvo conversaciones con los presidentes de la UE, Ursula von der Leyen y Charles Michel, antes de la cumbre.

Un portavoz de Downing Street dijo: “Los líderes discutieron el estado más reciente de las negociaciones sobre nuestra relación futura con la UE, antes del Consejo Europeo de octubre.

“El Primer Ministro señaló la conveniencia de un acuerdo, pero expresó su decepción por el hecho de que no se hayan logrado más avances en las últimas dos semanas”.

Von der Leyen insistió en que el bloque continuará trabajando en un acuerdo, destacando la importancia de un acuerdo sobre pesca, el llamado campo de juego nivelado y la gobernanza.

Ella dijo: “La UE está trabajando en un acuerdo, pero no a cualquier precio”.

Y el Sr. Michel agregó: “En vísperas del Consejo Europeo presionamos nuevamente para que se avanzara en la mesa de negociaciones”.

Pero las capitales europeas ponen en duda un acuerdo negociado por los líderes en la cumbre de hoy.

Diplomáticos de todo el continente dijeron que habría discusiones intensas, pero que los detalles se dejarán al señor Barnier.

Fuentes de Bruselas dijeron que Francia y alrededor de una docena de otros estados miembros estaban presionando por una línea dura en las negociaciones en reuniones depredadoras antes de la reunión.

Se espera que insistan en que Gran Bretaña se comprometa con los futuros subsidios estatales antes de que el bloque acuerde intensificar aún más las conversaciones.

Un diplomático de alto rango de la UE dijo: “Queremos demostrar que estamos dispuestos y listos una vez que el Reino Unido se mueva a trabajar muy, muy duro para llegar a un acuerdo”.

Le puede interesar: José Contreras habla sobre el post brexit.

Una reunión de emergencia se realiza en Bruselas para tratar el futuro del brexit

Hoy se cumple el plazo dado por el primer ministro británico, Boris Johnson, de lograr un acuerdo comercial o declarar una salida del bloque europeo abrupto, que dejaría en vilo la relación bilateral.

Se trata de una reunión de dos días en Bruselas, donde se discutirán temas como la acción contra la pandemia del nuevo coronavirus o el presupuesto general del bloque, pero la cuestión de las negociaciones con ocupan un lugar central y casi excluyente.

El propio Johnson había mencionado el 15 de octubre como plazo límite para hallar un acuerdo sobre como será la relación entre Bruselas y Londres después a partir del próximo año, o de lo contrario se prepararía para una ruptura total, sin entendimientos.

Cualquier acuerdo posible debería ser sellado aún en octubre para dar tiempo a ser ratificado por Londres y las 27 capitales europeos que participan de la UE.

Johnson mantuvo una difícil conversación en la tarde del miércoles con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el titular del Consejo Europeo, Charles Michel, quienes hicieron presión por progresos reales en las negociaciones.

En un duro mensaje en Twitter, Von der Leyen reafirmó que la UE sigue interesada en un acuerdo “pero no a cualquier precio”.

En respuesta, Johnson mantuvo firme su amenaza de romper definitivamente las negociaciones caso considere que la UE no cede espacios como para alcanzar un acuerdo.

El gobierno británico no ha escondido su irritación por la táctica utilizada por los equipos negociadores de Bruselas, de tratar de obtener concesiones presionando con la falta de tiempo.

En este escenario, la Cumbre hace prever que difícilmente formule algún anuncio novedoso, y por ello resta ver como reaccionará el primer ministro británico.

Las tres preocupaciones principales de Europa para sellar un acuerdo se centran en las reglas de competencia leal, acordar cómo se controlarán estas reglas, y garantizar el acceso a las aguas británicas para las flotas pesqueras de la UE.

Le puede interesar: Se le acaba el tiempo al brexit.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *