Cinco días de referendum para pronunciarse sobre la anexión a Rusia

Las provincias ucranias controladas por Rusia, de Lugansk, Donetsk, Jersón y Zaporiyia, ocupadas por las tropas del Kremlin, realizan una jornada de cinco días de referendum para pronunciarse sobre la anexión a Rusia, consulta es considerada ilegal por la comunidad internacional.

Le puede interesar: Conozca el resumen de noticias destacadas de este 22 de Septiembre

La votación en las cuatro regiones de las provincias de Luhansk, Donetsk, Kherson y Zaporizhzhia, representan alrededor del 15% del territorio ucraniano.

La votación terminará el martes. Se espera que los resultados sean favorables a la incorporación a Moscú. Sin embargo, no serán reconocidos por casi ningún otro país.

El gobernador ucranio de la provincia de Lugansk, Serguéi Gaidai, denunció en un mensaje en la red Telegram que se está obligando a votar a muchos ciudadanos.

Los votos se producen después de que Ucrania recuperara este mes grandes extensiones de territorio en una contraofensiva, siete meses después de que Rusia invadiera y lanzara una guerra que mató a miles, desplazó a millones y dañó la economía mundial.

Las autoridades pro-Moscú habían discutido los referéndums durante meses, pero las recientes victorias de Ucrania provocaron una lucha de los funcionarios para programarlos.

Con el presidente ruso Vladimir Putin también anunciando esta semana un reclutamiento militar para alistar 300.000 soldados para luchar en Ucrania, Moscú parece estar tratando de recuperar la ventaja en el conflicto.

Rusia argumenta que es una oportunidad para que la gente de la región exprese su punto de vista.

Mientras tanto, en Nueva York, el conflicto en Ucrania centra el debate en la Asamblea General de Naciones Unidas. Esta madrugada, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dijo que “las declaraciones de [Vladímir] Putin son totalmente inadmisibles”, en referencia a la amenaza de utilizar armas nucleares y la movilización militar para reforzar el contingente desplegado en Ucrania anunciadas el miércoles.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, hizo acto de presencia en el Consejo de Seguridad de la ONU únicamente a la hora de su intervención. «Desde el comienzo mismo de la operación… dijimos que los pueblos de los respectivos territorios debían decidir su destino, y toda la situación actual confirma que quieren ser dueños de su destino», dijo esta semana el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, quien  abandonó la sala inmediatamente después, sin escuchar ningún otro discurso.

Su homólogo británico, James Cleverly, dijo que no le sorprende. “No creo que el señor Lavrov quiera escuchar la condena colectiva de este Consejo”,.

Ucrania dice que Rusia tiene la intención de enmarcar los resultados del referéndum como una señal de apoyo popular y luego usarlos como pretexto para la anexión, similar a su toma de control de Crimea en 2014, que la comunidad internacional no ha reconocido.

Al incorporar las cuatro áreas a Rusia, Moscú podría justificar una escalada militar como necesaria para defender su territorio. Putin dijo el miércoles que Rusia «utilizaría todos los medios a nuestro alcance» para protegerse, una aparente referencia a las armas nucleares. «Esto no es un farol», dijo.

«La invasión del territorio ruso es un delito que te permite usar todas las fuerzas de autodefensa», dijo Dmitry Medvedev, quien fue presidente de Rusia de 2008 a 2012, en una publicación en Telegram.

Los resultados del referéndum a favor de Rusia se consideran inevitables. La votación en Crimea en 2014, criticada internacionalmente como amañada, tuvo un resultado oficial del 97% a favor de la anexión formal.

Los referéndums han sido denunciados por líderes mundiales como el presidente estadounidense Joe Biden, el secretario general de la ONU Antonio Guterres y el presidente francés Emmanuel Macron, así como la OTAN, la Unión Europea y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Ucrania y Occidente consideran que todas las partes de Ucrania en poder de las fuerzas rusas están ocupadas ilegalmente. Rusia no controla completamente ninguna de las cuatro regiones, con solo alrededor del 60% de la región de Donetsk en manos rusas.

Ucrania ha dicho que los referéndums eran una señal de que Rusia estaba asustada. “Cualquier decisión que tomen los líderes rusos no cambia nada para Ucrania”, dijo el jueves el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy.

«Para nosotros son estrictamente las tareas que tenemos por delante. Esta es la liberación de nuestro país, la defensa de nuestro pueblo y la movilización del apoyo mundial (opinión pública) para llevar a cabo esas tareas».

Putin dice que Rusia está llevando a cabo una «operación militar especial» para desmilitarizar a Ucrania, librarla de peligrosos nacionalistas y defender a Rusia de la OTAN.

Kyiv y Occidente llaman a las acciones de Rusia un intento imperialista no provocado de reconquistar un país que se sacudió la dominación rusa con la desintegración de la Unión Soviética en 1991.

El Estado Mayor de Ucrania dijo que Rusia había lanzado ataques en la región de Donetsk y que los bombardeos ucranianos habían herido a un general ruso en la región de Lugansk.

Le puede interesar: Fue revelado un mini presupuesto en Reino Unido que ayudará a familias más pobres

“El enemigo continúa sufriendo pérdidas, en particular entre los líderes”, dijo el viernes.

Según los informes, Rusia ha perdido a varios comandantes de alto rango durante la guerra de siete meses.

El líder de los separatistas respaldados por Rusia en Donetsk denunció los ataques ucranianos como «bombardeos bárbaros cínicos» destinados a causar el mayor daño posible a los civiles.

«Es por eso que queremos actuar con rapidez y mayor determinación con medidas como la celebración del referéndum», dijo Denis Pushilin.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *