El canciller revirtió los planes económicos que llevaron al poder a la primer ministra

En menos de una hora el jefe de las finanzas, el canciller Jeremy Hunt revirtió los planes económicos que llevaron al poder a la primer ministra Liz Truss, en una humillante sesión ante el Parlamento británico. ¿Pero qué cambió ayer?.

Le puede interesar: Liz Truss, se disculpó por los «errores» en su programa

Uno de los temas que echó por tierra el nuevo jefe de las finanzas fue poner fin a la congelación del precio de la energía en abril, después de seis meses en lugar de dos años. La política universal tenía sus críticas, pero era el único anuncio de su liderazgo que Truss podría afirmar genuinamente que aliviaría la ansiedad y el sufrimiento de millones de personas.

También revirtió los recortes de impuestos para los sectores más ricos del país. Los únicos recortes de impuestos que quedan son los que se gravan y la cancelación del aumento del seguro nacional.

Hunt desmanteló metódicamente todos los demás aspectos de la política de Liz Trus.

Ahora, la gente no solo verá aumentar sus hipotecas y alquileres, sino que ya no se les garantiza una protección a largo plazo contra el aumento de las facturas de energía.

Aunque los precios internacionales del gas están cayendo, las primeras predicciones de los analistas sugieren que seguirán siendo paralizantes. Ya, la congelación en un promedio de 2.500 libras esterlinas es el doble de lo que los hogares estaban pagando el año pasado.

Y hay más humillaciones por venir para la primer ministra. Casi todo lo que ha prometido como Primera Ministra ahora parece económica o políticamente imposible. Truss prometió aumentar el gasto en defensa en un 2,5% del PIB para 2026 y un 3% para 2030; es muy probable que Hunt bloquee el tipo de gasto no financiado.

Le puede interesar: Reino Unido acordó eliminar la exigencia de visas de turismo para los colombianos.

Los parlamentarios que han apoyado un manifiesto de 2019 que promete el fin de la austeridad tendrán que defender los recortes generalizados del gasto. Ya ha habido una revuelta por los aumentos de beneficios. Otra de sus promesas en el concurso de liderazgo que llevó a Liz Truss al poder,  la devolución de las licencias de fracking o fracturación hidráulica, podría también quedar desmantelada este miércoles cuando  los parlamentarios conservadores lo debatan.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *