El legado de Boris Johnson

La era del, hasta el próximo 5 de septiembre, Primer Ministro de Reino Unido, Boris Jhonson pasará a la historia con títulos de pocos resultados y muchos escándalos, dejando un país con grandes retos en materia económica y energética, un panorama preocupante en torno al tema migratorio y relaciones afectadas con Europa.

Le puede interesar: Cultura de las armas avanza en Brasil estimulada por Bolsonaro

Y es que a lo largo de su mandato que inició en julio de 2019, los escándalos estuvieron a la orden del día en temas fiscales, renuncia de altos cargos de su gabinete, denuncias de acoso entre los funcionarios del gobierno y acusaciones de «deshonestidad» desde sus compañeros de partido.

Por si fuera poco, las relaciones con la Unión Europea no son las mejores, el manejo de la pandemia y la crisis económica tiene tensos a los británicos y, para rematar, la guerra de Rusia y Ucrania en la que el papel de las potencias europeas, incluido Reino Unido, no ha podido dar una salida a los problemas generados por la confrontación: situación inflacionaria y una crisis económica y energética, que se sienten ya en los bolsillos de los ciudadanos.

Le puede interesar: Conozca el resumen de noticias destacadas de este 9 de Septiembre

Todo esto sumado a lo que algunos analistas financieros prevén sobre una inflación cercana al 18 % para el 2023, y alzas mayores a las programadas en el servicio de energía cercanas a las 5.000 libras por hogar, muestra un panorama nada alentador y muy desafiante para el próximo Premier.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *