Un verano de descontento en el Reino Unido

Los británicos tendrán lo que se ha dado en llamar “un verano de descontento”, por la cantidad de huelgas que están declarando los diferentes gremios de trabajadores en reclamos por mejoras salariales y condiciones laborales.

Ya se han confirmado al menos dos huelgas de trabajadores ferroviarios entre el 27 y 30 de julio próximo, convocadas por el Sindicato Nacional de Trabajadores Ferroviarios, Marítimos y del Transporte (RMT), la Asociación de Personal Asalariado del Transporte (TSSA), y la Sociedad Asociada de Ingenieros de Locomotoras y Bomberos (ASLEF), además de que los gremios del servicio de correos Royal Mail, de los docentes, los médicos en formación, los funcionarios públicos y el personal de las autoridades locales ya aprobaron ejecutar acciones sindicales similares.

Le puede interesar: Casos de viruela del mono confirmados en Inglaterra

El término «verano de descontento» evoca la época de confrontación sindical que afectó al Reino Unido durante los años 70. Los reclamos gremiales en este caso se dan en medio de la crisis de costos de vida en el Reino Unido, que registró una inflación del 9,3% en el mes de junio la más alta en cuatro décadas, por cuenta de los incrementos en los servicios de electricidad y gas, alimentos y combustible, agravados por la invasión rusa a Ucrania desde febrero pasado. Esto, mientras que el Banco de Inglaterra, el ente emisor británico, teme que para octubre supere el 11%, muy por encima de la meta oficial inflacionaria del 2%.

En las últimas semanas, los conductores de trenes de ocho compañías ferroviarias británicas informaron que harán una huelga el 30 de julio por una disputa salarial, según informó el sindicato de conductores ASLEF, que dijo que había anunciado el día de la huelga después de que las compañías ferroviarias no hicieran una oferta salarial que igualara el aumento del costo de vida.

«La huelga es, ahora, la única opción disponible, pero siempre estamos abiertos a las conversaciones si las compañías ferroviarias o el gobierno quieren hablar con nosotros y hacer una oferta justa y sensata», dijo el secretario general Mick Whelan en un comunicado enviado por correo electrónico.

ASLEF dijo que sus miembros en ocho compañías (Arriva Rail London, Chiltern Railways, Greater Anglia, Great Western, Hull Trains, LNER, Southeastern y West Midlands Trains) harían huelga.

En respuesta, el secretario de Transporte, Grant Shapps, calificó la decisión gremial como increíblemente decepcionante.

Le puede interesar: Conozca el resumen de noticias destacadas de este 29 de Julio

La última huelga de ASLEF sigue al anuncio de un paro de 24 horas por parte del personal de otros dos sindicatos ferroviarios, el Sindicato Nacional de Trabajadores Ferroviarios, Marítimos y del Transporte (RMT) y la Asociación de Personal Asalariado del Transporte (TSSA), que durará lugar el 27 de julio

El creciente catálogo de disturbios industriales deja a los viajeros enfrentando más interrupciones este verano después de que decenas de miles de trabajadores en huelga paralizarán la red ferroviaria del Reino Unido el mes pasado. Ya en junio pasado el RMT logró afectar el servicio ferroviario de manera parcial del Reino Unido por una semana y ahora volverá a llamar a sus 40 mil afiliados a otros paros entre finales de julio y el mes de agosto.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *