Condenados por tiroteo en iglesia de Euston: Cuatro hombres tras las rejas por ataque en misa conmemorativa de colombianas

Cuatro hombres han sido condenados por su participación en un violento tiroteo desde un vehículo frente a la iglesia de St Aloysius en Euston, un ataque que dejó a dos niños y cuatro mujeres heridos durante un servicio conmemorativo en enero de 2023.

Los hombres intentaron atacar a una pandilla rival que creían que estaría allí, escuchó el Tribunal de la Corona de Kingston.

Tyrell Lacroix-Omar, Jashy Perch, Jordan Walters y Alrico Nelson-Martin fueron declarados culpables de conspiración para causar lesiones graves con la intención de herir por el Tribunal de la Corona de Kingston en febrero.

Así registramos el ataque sicarial contra la misa de las Colombiana.

El tiroteo tuvo lugar durante un emotivo servicio en honor a Fresia Calderón y su hija Sara Sánchez, un momento destinado a la conmemoración y el recuerdo que se vio abruptamente interrumpido por el caos y el pánico provocados por los disparos indiscriminados.

Dos de las seis víctimas sufrieron heridas que, según la Policía Metropolitana, «les afectarían el resto de sus vidas», con una niña de siete años golpeada en brazos, piernas y pelvis, y una mujer que sufrió lesiones graves en la audición y el equilibrio.

Ver el video del ataque sicarial aqui cuando los 4 sujetos abren fuego contra la multitud.

Las penas impuestas a los acusados reflejan la gravedad del crimen, con Lacroix-Omar, de 23 años, recibiendo la sentencia más alta de 26 años, y Perch, de 20 años, condenado a 20 años tras ser declarado culpable también de posesión de un cuchillo y cannabis. Walters, de 24 años, y Nelson-Martin, de 20, recibieron sentencias de 13 y 14 años respectivamente, como consecuencia de su participación en el ataque premeditado.

El juez Mark Bryant-Heron KC, al dictar las sentencias, enfatizó la crueldad del ataque, describiéndolo como «programado para causar el máximo impacto y daño», y destacó la venganza como el motivo detrás de la violencia desatada en un momento de duelo y reflexión.

Además, Bryant-Heron leyó un comunicado en nombre de la madre de la niña herida, transmitiendo la devastación emocional causada por el incidente y la impactante pregunta de su hija: «Mamá, ¿por qué me ha pasado esto a mí?».

La Fiscalía de la Corona destacó el efecto traumático del tiroteo en la comunidad, que fue testigo de la interrupción de un momento de duelo y recuerdo por un acto de violencia sin sentido.

Este trágico evento ha subrayado la necesidad de un mayor esfuerzo para abordar la violencia urbana y garantizar la seguridad y la paz en las comunidades afectadas.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *