Conmemoraciones por el día del Armisticio se realizan en medio del confinamiento

Redacción.

En medio de restricciones, Gran Bretaña guardó los dos minutos de silencio que tradicionalmente respeta en esta fecha, para recordar el fin de la Primera Guerra Mundial y rendir homenaje a los soldados que murieron en el campo de batalla. En esta ocasión, la pandemia restringió las conmemoraciones habituales reservadas para el día del Armisticio. Sin embargo, las ceremonias más importantes pudieron llevarse a cabo tanto el domingo pasado como este miércoles 11 de noviembre.

Los edificios oficiales, así como el Parlamento británico respetaron los dos minutos de silencio que además marcaron los 100 años desde que el soldado desconocido fue enterrado en la abadía de Westminster para simbolizar a todos los aquellos cuyos cuerpos nunca regresaron a su casa, tras morir en la guerra.

En la mañana de este 11 de noviembre se efectuó un pequeño servicio en la abadía, al que asistieron un grupo reducido de autoridades, entre ellas, el primer ministro británico, Boris Johnson, y el príncipe Carlos, como parte de la representación de la familia real. El pasado domingo, la reina Isabel II estuvo presente en la misa de Remembrance Sunday utilizando una mascarilla por medidas de precaución. La monarca entregó una ofrenda floral de orquídeas blancas a la tumba del soldado desconocido como gesto de agradecimiento y homenaje. Esta ceremonia se realiza siempre el segundo domingo de noviembre.

Downing Street había anunciado que se permitiría continuar con algunas conmemoraciones relacionadas con esta fecha histórica siempre que se llevaran a cabo al aire libre y que se implementaran las medidas respectivas sobre el distanciamiento social y la utilización de mascarillas si era necesario.

En esta fecha también se conmemoraron 100 años desde que se inauguró el cenotafio o mausoleo en Whitehall para rendir homenaje a los soldados caídos que lucharon tanto en la Primera como en la Segunda Guerra Mundial. En este día normalmente se realizan ceremonias en los monumentos, mausoleos, iglesias y otras instituciones a lo largo de todo
el país y en otras partes del mundo. La primera vez que se respetaron los dos minutos de silencio en Gran Bretaña fue el 11 de noviembre de 1919 cuando el rey George V pidió a la gente que lo hiciera.

Le puede interesar: Este año se cumplen 100 años del Cenotafio.

Este gesto se ha convertido en una tradición para recordar el final de la guerra, a través de un acuerdo entre Alemania y los aliados que entró en vigor el 11 de noviembre a las 11 de la mañana de 1918.

Le puede interesar: La reina lleva a cabo su primer compromiso público fuera de la residencia real desde marzo.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *