Gobierno extiende la prohibición de los desalojos y los períodos de notificación

Redacción

Se aplicarán nuevos períodos de notificación de 6 meses hasta al menos el 31 de marzo de 2021.

Los inquilinos afectados por el coronavirus seguirán estando protegidos después de que el Gobierno extendiera la prohibición de los desalojos hasta el 23 de septiembre, lo que significa que en total no se habrán producido desalojos legales durante 6 meses, anunció el secretario de Vivienda, Robert Jenrick, el pasado 21 de agosto de 2020.

De acuerdo a la decisión emitida por el Ministerio, el Gobierno también tiene la intención de brindar a los inquilinos una mayor protección contra el desalojo durante el invierno al exigir a los propietarios que proporcionen un aviso de 6 meses en todos los casos, excepto en aquellos casos que planteen otros problemas graves, como los que involucran comportamientos antisociales y perpetradores de abuso doméstico, hasta al menos el final de marzo.

El gobierno mantendrá estas medidas bajo revisión con decisiones guiadas por las últimas recomendaciones de salud pública.

Adicionalmente se conoció que cuando los tribunales reanuden las audiencias de desalojo, priorizarán cuidadosamente los casos más difíciles, asegurando que los propietarios puedan avanzar en los casos más graves, como los que involucran comportamiento antisocial y otros delitos, así como aquellos en los que los propietarios no han recibido alquiler por más de un año y, de lo contrario, enfrentaría deudas inmanejables.

Se tratan de medidas sin precedentes para auxiliar a los inquilinos durante la pandemia, evitando que las personas tengan dificultades financieras y ayudando a las empresas a pagar los salarios, lo que significa que no se ha desalojado a ningún inquilino desde el principio.

Como resultado, según una investigación independiente, el 87% de los inquilinos han seguido pagando el alquiler completo desde el comienzo de la pandemia, y otro 8% acordó tarifas reducidas con sus propietarios.

La gran mayoría de los propietarios han demostrado comprensión, tomando medidas para apoyar a los inquilinos.

Dado que el coronavirus sigue representando un riesgo continuo para la salud pública, el gobierno continuará tomando medidas donde sea necesario para proteger a los hogares, tanto en el sector privado como en el de alquiler social, que reciben apoyo durante el invierno, lo que ayuda a mantenerlos seguros.

La extensión de la estadía y los períodos de preaviso de 6 meses garantizarán que quienes corren mayor riesgo estén protegidos. Si los inquilinos no pueden pagar el alquiler, se les recomienda que hablen con el propietario para acordar una solución, y algunas familias pueden decidir mudarse si es la medida más conveniente.

Consejos para inquilinos

Cualquier persona bajo amenaza de desalojo debe comenzar a recopilar pruebas, como recibos de alquiler pagado o cualquier comunicación con su propietario.

Los propietarios deben avisarle antes de poder solicitar una orden de posesión ante el tribunal. Para la mayoría de los tipos de arrendamiento, este aviso ahora debe ser de al menos tres meses en Inglaterra o seis en Gales, pero los inquilinos pueden recibir menos aviso.

Si ya se había emitido una orden de posesión en su contra antes del 27 de marzo de 2020, su arrendador puede solicitar que se aplique cuando finalice la prohibición. Debería recibir un aviso de 14 días de la fecha de desalojo.

Cualquiera que ahora tenga dificultades para pagar el alquiler debe hablar con el propietario y organizar un plan de pago para pagar los atrasos.

Aquellos que reciben el beneficio de vivienda (housing Benefit) o el Universal Credit y no pueden pagar el alquiler podrían obtener un pago discrecional de vivienda (discretionary housing payment) del Concejo local.

Fuente: https://www.gov.uk y Citizens Advice

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *