71 millones de personas de países de bajos ingresos se hunden en la pobreza

La disparada de precios en alimentación y energía a nivel global han hecho que 71 millones de personas de países de bajos ingresos se hundan en la pobreza desde marzo de este año, reveló un informe de una agencia de la ONU publicado en las últimas horas.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) da cuenta en su reporte de que esta aceleración de la pobreza «es considerablemente más rápida que el choque de la pandemia por covid-19», y responsabiliza en parte del aumento de los precios a la guerra en Ucrania, algo que Rusia niega.

Le puede interesar: El Grupo de los 20 comenzó hoy

Según el PNUD, «las transferencias de dinero dirigidas a los hogares son más equitativas y más rentables que las subvenciones generales a la energía». Al mismo tiempo considera que los países involucrados necesitarán de apoyo del sistema multilateral «para llegar al fin de mes».

«Mientras las tasas de interés aumentan en respuesta a la subida de la inflación, existe el riesgo de desencadenar una nueva pobreza inducida por la recesión que exacerbará aún más la crisis, acelerando y profundizando la pobreza en el mundo», advierte el PNUD en su informe, en el que analiza la situación en 159 países. Los que enfrentan la situación más crítica están en los Balcanes, en la región del mar Caspio y en África Subsahariana, en particular el Sahel.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *