Buscando reducir los costos de nuestros créditos

Los múltiples y permanentes cambios que los bancos y las entidades financieras vienen haciendo a sus productos y servicios, dentro de los que se encuentran las recientes alzas en las tasas de interés, está generando un estado de incertidumbre colectiva, porque además, no es parte de nuestro día estar pendiente de estos cambios y como se producen en períodos de tiempo muy cortos –a veces de una semana a otra-, comprenderlos y analizar el impacto que tienen en nuestras finanzas personales, es casi imposible.

Le puede interesar: Bienvenido el mes del millón de latinos e Ibéricos en UK

En vista de esto, quienes tienen préstamos o hipotecas pendientes con intereses variables, prácticamente se sienten paralizados viendo como cada vez, el costo de sus deudas aumenta y han optado por no hacer absolutamente nada, quizá porque consideran que cambiar sus deudas a intereses fijos, les generaría costos mayores que despierta una incertidumbre muy grande, al pensar si podrán cumplir con sus obligaciones crediticias.

No obstante, se debe tener en cuenta que varios avisos indican que la inflación seguirá subiendo por tanto, la posibilidad de que continúen aumentando las tasas de interés también es alta, de tal manera que es aconsejable hacer el análisis comparativo a mediano plazo, del impacto real del cambio a intereses fijos de las deudas pendientes para ver qué tan favorable o no, es dicho cambio.

Frente a este panorama, hay una buena noticia y es que a pesar de los constantes cambios en el mercado, las entidades financieras siguen estando dispuestas a ofrecer facilidades financieras con diferentes características para ajustarse a las necesidades de cada cliente.

Sin embargo, es imposible que una persona común no pueda saber todo lo que el mercado le ofrece, por esta razón, lo mejor es informarse y recibir la asesoría correspondiente de quienes tiene la competencia legal y técnica para hacerlo.

Le puede interesar: ¿Está superada la pandemia de covid-19?

Por una parte, es oportuno consultar a nuestros respectivos bancos, con quienes debemos volver a tener la comunicación directa que teníamos en el pasado y que hemos perdido por cuenta de la digitalización. Y por otra, los asesores financieros que hay en el Reino Unido, personas idóneas para ayudarnos a tomar las mejores decisiones financieras en estos tiempos de inestabilidad, quienes deben contar con los permisos y calificaciones del Financial Conduct Authority (FCA regulador del sistema financiero).

Laura Rodríguez

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *