Parlamento británico condenó el abuso policial durante las protestas de Colombia

El Parlamento exigió al gobierno británico que presione a Colombia para que reforme los servicios de seguridad, y condenó el abuso policial en las protestas pacíficas, donde han sido asesinados al menos 30 manifestantes y se han producido más de 800 detenciones arbitrarias desde que comenzó el Paro Nacional en 28 de abril de 2021.

El Parlamento Británico pidió que desde el Consejo de Seguridad de la ONU se promueva una reforma sustancial a los servicios de seguridad colombianos y la plena implementación del Acuerdo de Paz suscrito entre el gobierno y la guerrilla de las FARC en el año 2016.

Este pedido se realizó por medio de un comunicado conjunto suscrito por una decena de miembros del parlamento de diferentes toldas políticas, en lo que es conocido en inglés como “Early Day Motion”.

Le puede interesar: Mayores de 38 años ya podrán vacunarse contra el Covid-19 en Reino Unido.

En el comunicado se le exige al gobierno del Reino Unido actuar en su papel de relator del Consejo de Seguridad y adelantar las acciones necesarias para presionar al presidente de Colombia, Iván Duque, a que emprenda el diálogo nacional que ayude a resolver la crisis de orden público en el país. 

En el texto la Cámara de los Comunes expresó su profunda preocupación por los informes del uso excesivo de la fuerza por parte de la policía colombiana en las protestas sociales pacíficas, según lo confirmado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre los hechos ocurridos en Colombia desde el 28 de abril.

Le puede interesar: Conozca el resumen de noticias internacionales de este 14 de mayo.

En el texto se destacó que el derecho a la protesta pacífica y a la libertad de reunión son principios fundamentales de la democracia. Así mismo, se condenó las graves violaciones de derechos humanos cometidos por la policía, numerosos casos de violencia sexual, la desaparición de aproximadamente 100 personas, más de 800 detenciones arbitrarias, ataques sobre organizaciones de la sociedad civil y defensores de los derechos humanos, entre otros hechos.

La Cámara de los Comunes tomó nota con alarma de la orden del Gobierno colombiano de militarizar las ciudades e instó a entablar un diálogo significativo con los organizadores de la protesta para abordar los temas que preocupan a la población y así llegar a un acuerdo que ponga fin a los conflictos.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *