NHS recibe impulso financiero para solucionar retrasos en diagnósticos médicos

Decenas de miles de pacientes obtendrán un acceso más rápido a las pruebas de diagnóstico y a cirugías bajo una nueva inyección financiera para el NHS por 160 millones de libras esterlinas, con lo que se busca identificar las formas para hacer frente a la acumulación de atención médica ocasionada por la pandemia del Covid-19.

Los hospitales usarán el dinero para adquirir servicios móviles como equipos de escaneo y resonancia magnética, además se realizarán cirugías adicionales en las noches y los fines de semana, y se atenderán a los pacientes desde sus casas en las llamadas “salas virtuales”.

Parte del dinero también se utilizará para pagar a hospitales privados con el objetivo de que traten a pacientes que han estado esperando durante mucho tiempo el tratamiento del NHS o que se consideran un caso urgente.

Le puede interesar: Parlamento británico condenó el abuso policial durante las protestas de Colombia.

Esta medida se produce días después de que Downing Street dejara en claro que reducir los tiempos de espera de los pacientes para recibir tratamiento hospitalario sería una “prioridad crítica” para el gobierno durante los próximos años. 

El primer ministro británico, Boris Johnson, subrayó la importancia en el discurso que pronunció la Reina Isabel II el pasado martes desde el parlamento y destacó la necesidad de que las personas con afecciones no diagnosticadas hasta ahora, incluido el cáncer, visiten a su médico de cabecera y busquen tratamiento.

El NHS ha designado grupos de fideicomisos para que trabajen juntos en 12 áreas del país como “aceleradores electivos”. A los grupos se les dará hasta 20 millones de libras esterlinas si logran realizar un 20% más de la actividad planificada para el mes de julio, en lo que se incluyen pruebas de diagnóstico, operaciones y citas ambulatorias.

Le puede interesar: Mayores de 38 años ya podrán vacunarse contra el Covid-19 en Reino Unido.

El gobierno ha otorgado al NHS 1 mil millones de libras esterlinas en fondos adicionales este año para reducir los tiempos de espera. Sin embargo, NHS Providers, que representa a los fideicomisos, advirtió que ese dinero podría gastarse en otoño.

Chris Hopson, director ejecutivo de NHS Providers, expresó: “Los líderes fiduciarios nos dicen que, en los lugares con el mayor desafío, superar la acumulación podría llevar entre tres y cinco años. Sabemos que esto es inaceptable y que el NHS necesita desarrollar un plan radical y audaz para ir mucho más rápido”.

Ayer se entregó un informe sobre el rendimiento del servicio de salud inglés, en el que se entiende que ha habido un aumento de 4,7 millones de personas que se encuentran en lista de espera para ser atendidos y un aumento adicional en los que se ven obligados a esperar al menos un año para ser atendidos.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *