Esta podría ser una navidad en confinamiento

Regresan las restricciones para Inglaterra y el resto de las naciones que conforman el Reino Unido tras un aumento exponencial de los casos de coronavirus. Las últimas cifras han determinado el cambio de nivel de alerta a 4, el segundo más alto en la clasificación.

Las advertencias realizadas por el primer ministro, Boris Johnson, durante su aparición en la televisión británica indican que las medidas pueden ser más estrictas y que el incumplimiento de la ley será penado con multas severas. Atribuyó el incremento de casos a “demasiadas violaciones” de las reglas por parte de un sector de la población y señaló que el país se enfrenta a un invierno “incuestionablemente difícil”, con un récord de casos que ya superan los 4 mil diarios.

Le puede interesar: Primer ministro hace un nuevo pronunciamiento sobre el coronavirus.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, advirtió que podría ser necesario un confinamiento nacional antes de navidad si las últimas medidas por el coronavirus no dan resultado. Dijo que no puede descartarse, aunque el Gobierno está haciendo todo lo posible para evitarlo. señaló que los anuncios habían sido “centrados, equilibrados y proporcionados”, pese a las críticas por parte de sectores de la economía que ven con preocupación las consecuencias de estos anuncios.

Johnson advirtió también que las restricciones por coronavirus podrían ir más allá y pidió a la gente que siguiera las nuevas medidas, alegando que las violaciones de las restricciones anteriores por parte de británicos «amantes de la libertad» habían ayudado a que el virus regresara.

Entretanto, el director médico de Inglaterra, el profesor Chris Whitty parece considerar que es necesario implementar leyes más estrictas y sugiere que una de las medidas que deben considerarse es la prohibición de visitas en hogares como lo impuso Escocia. La evidencia científica indica que la propagación del virus es mayor en espacios cerrados y, especialmente en hogares donde no se respetan de manera rigurosa las medidas de bioseguridad y distanciamiento social.

¿Cuáles serán los cambios?

Toque de queda para los restaurantes, pubs y bares a partir de las 10 de la noche. Los pubs solo podrán ofrecer servicio en la mesa y tanto empleados como clientes que todavía no han sido destinados a una mesa deben utilizar las mascarillas. Los establecimientos deben tomar los datos de los clientes y están obligados a establecer la recomendada medida de distanciamiento social, de lo contrario, enfrentarán multas. Las empresas podrán recibir multas de hasta 10 mil libras o correr el riesgo de cierre.

Las personas que incumplan la ley al negarse a llevar una mascarilla, podrán ser multadas con 200 libras, y el mismo monto corresponderá a quienes incumplan la regla de 6.

El uso de la mascarilla se ampliará también para los trabajadores del comercio y tiendas minoristas. A partir del 28 de septiembre entrarán cambios en cuanto al número de asistentes a las ceremonias y recepciones de bodas. Cambió a solo 15 personas, luego de haber sido establecido en 30. En el caso de funerales, la posibilidad de 30 personas todavía se mantiene.

Adicionalmente, se pidió a las personas que puedan trabajar desde casa que lo hagan para evitar el contacto social. Se ha pedido a los empleadores que respeten la necesidad de los trabajadores que deban someterse a cuarentena. El Gobierno además aprobó una ayuda de 500 libras para los empleados que deban autoaislarse y que se verán afectados económicamente. Esta ayuda estará destinada a personas de bajos ingresos solicitantes del Universal Credit.

¿Fin de la protección laboral?

El próximo 31 de octubre se pondrá fin al esquema de retención de empleo impuesta por el Gobierno desde el inicio de la crisis en marzo pasado. Hasta la fecha, cerca de 10 millones de empleos se han visto protegidos con la medida a través de la cual el Estado ha financiado el 80 por ciento del sueldo con un límite de hasta 2500 libras.

Pese a los llamados de extender el programa, el Gobierno insiste en que es insostenible. Johnson ha rechazado las llamadas para extender el furlough scheme más allá de octubre a pesar de introducir más restricciones para frenar la propagación del coronavirus.

Se ha instado al gobierno a acelerar los nuevos planes de apoyo al empleo. En recientes declaraciones, el ministro del Exterior, Dominic Raab también ratificó que el esquema no se podrá extender tal como está establecido, lo que deja entrever que podría plantearse otra salida, incluso, copiando el nuevo plan al estilo alemán para evitar el desempleo masivo una vez que termine el esquema.

Se estima que el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, está considerando un nuevo esquema como parte de un programa de apoyo de emergencia más amplio a medida que aumenta la presión sobre el gobierno para ayudar a las empresas a sobrevivir a una segunda ola de coronavirus que se espera para la época de invierno.

Le puede interesar: El canciller describe el plan económico de invierno.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *