Parlamento británico aprueba ley para que los uniformes escolares sean asequibles para todos

Los uniformes escolares serán más asequibles para las familias, según una nueva ley aprobada por el Parlamento británico el miércoles 29 de abril. El proyecto de ley, que ha recibido hoy la aprobación real, obligará a las escuelas a seguir nuevas directrices legales sobre los precios de los uniformes, ordenándoles que los mantengan bajos.

El apoyo de todos los partidos al proyecto de ley ha reconocido los costes a los que se enfrentan los padres por el uniforme escolar, en particular por los artículos de marca, y las directrices legales indicarán a las escuelas que consideren alternativas en las calles. También incluirá medidas para fomentar los uniformes de segunda mano, los acuerdos de las escuelas con los proveedores y garantizar que los padres tengan acceso a una información clara sobre las políticas de uniformes.

Le puede interesar: Lo que debe saber hoy, 30 de abril, para estar enterado.

El ministro de Educación, Nick Gibb, ha declarado: “Los uniformes escolares son importantes para establecer el espíritu adecuado en una escuela. También ayudan a mejorar el comportamiento y el sentido de pertenencia e identidad. Pero queremos asegurarnos de que sean asequibles para los padres. Esta nueva ley ayudará a ahorrar dinero a las familias y garantizará que el coste de una americana o una camisa no sea nunca un obstáculo para acceder a la mejor educación posible.”

La nueva ley, presentada como proyecto de ley por el diputado Mike Amesbury y respaldada por el gobierno, permite al gobierno establecer directrices legales para que las escuelas consideren el coste de los uniformes.

El departamento publicará este otoño las orientaciones reglamentarias, que se centrarán en garantizar que los costes sean razonables para las familias de todos los orígenes y ofrezcan a los padres la mejor relación calidad-precio. También se aconseja a los centros escolares que se aseguren de que, cuando contraten a proveedores de uniformes, sean competitivos y transparentes para mantener los precios bajos.

Le puede interesar: Grupo de migrantes fue rescatado de la parte trasera de un camión refrigerado.

El Gobierno quiere garantizar que ninguna familia se vea impedida de solicitar una plaza en un colegio por el coste de su uniforme. Una vez publicadas las orientaciones, los centros escolares estarán obligados por ley a tenerlas en cuenta a la hora de elaborar sus políticas de uniformes.

Mark Russell, director general de The Children’s Society, ha declarado: “Estamos entusiasmados con la aprobación de esta nueva ley y agradecemos al ministro Gibb y al Ministerio de Educación su apoyo. Esta legislación será vital para garantizar que los uniformes escolares sean más asequibles para las familias de todo el país”.

“Los jóvenes nos dijeron en 2014 que los uniformes escolares de alto precio tenían un gran impacto en su capacidad para sacar el máximo provecho de su educación. Esperamos que esta nueva ley haga que los niños se sientan más iguales a sus compañeros y facilite la vida a las familias con dificultades”.

Fuente: Gov.uk

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *