Príncipe Felipe continúa hospitalizado tras someterse a un ‘procedimiento cardíaco’

El duque de Edimburgo, que ya lleva 17 noches bajo la atención médica, superó con éxito un procedimiento médico debido a una afección cardíaca preexistente, según fuentes oficiales. La información la dio a conocer el Palacio de Buckingham en un comunicado emitido este jueves en el que no se dieron mayores detalles sobre la situación en la que se encuentra el príncipe.

Luego de ser trasladado el pasado 16 de febrero al hospital King Edward VII, el príncipe, de 99 años, debió ser llevado el pasado lunes al Hospital St Bartholomew para recibir tratamiento por una condición de salud previa. Esta ha sido la estadía más larga en un centro hospitalario y se estima que todavía deberá permanecer varios días más bajo observación.

Le puede interesar: Comunidad cristiana de Londres pierde una de sus líderes.

En una declaración emitida por el Palacio se informó: “Su Alteza Real permanecerá en el hospital para recibir tratamiento, descanso y recuperación durante varios días”. El esposo de la reina fue admitido originalmente en el hospital por “medida de precaución” luego de haber presentado malestares. Más de dos semanas después, debió ser atendido en un hospital diferente reconocido como centro de especialización cardíaca.

Durante su estadía en el hospital King Edward VII el príncipe consorte fue visitado por su hijo Carlos quien permaneció cerca de media hora en el centro de salud. Entretanto, varios miembros de la familia como su hijo menor y su nieto, los príncipes Edward y William, respectivamente, así como la esposa del príncipe Carlos, Camila, han declarado a la prensa sobre el estado de salud de Felipe y siempre han dado un mensaje optimista.

En todo momento se ha descartado que los malestares del duque de Edimburgo estén relacionados con el coronavirus. Tanto él como la reina recibieron la primera dosis de la vacuna contra la Covid 19 en enero y, gran parte del tiempo, han estado encerrados en una sección del castillo de Windsor durante la pandemia.

Desde 2017, cuando el príncipe renunció a sus responsabilidades públicas. En cuanto a su salud, ha sido tratado a lo largo de los últimos años por varias dolencias. En el 2011 recibió tratamiento por una obstrucción coronaria, en el 2012 por una infección en la vejiga y 2013 por una cirugía abdominal. La más reciente fue en diciembre de 2019 cuando pasó cuatro noches en el Hospital King Edward VII para tratar lo que únicamente ha sido descrito como una “condición preexistente”. 

Le puede interesar: La Unión Europea estudia retaliaciones contra el Reino Unido por ejecutar cambios unilaterales al acuerdo de salida del bloque europeo.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *