Vladimir Putin oficializa este viernes la anexión de cuatro regiones ocupadas por sus tropas en Ucrania

El presidente ruso Vladimir Putin oficializa este viernes la anexión de cuatro regiones ocupadas por sus tropas en Ucrania, abriendo la puerta a emplear armas nucleares para defender su territorio.

Le puede interesar: Al menos 19 personas murieron en un atentado suicida el viernes en Kabul

Todo está listo en Moscú: el Kremlin realiza la ceremonia para ratificar la anexión en la que Putin pronunciará «un discurso voluminoso», dijo su portavoz Dmitri Peskov.

El centro de la capital presentaba importantes restricciones al tráfico, decoraciones y preparativos para acoger un concierto al lado del Kremlin en el que puede aparecer el mismo Putin.

La anexión llegará después de los referendos celebrados del 23 al 27 de septiembre en las regiones ocupadas de Donetsk y Lugansk en el este y Jersón y Zaporiyia en el sur, denunciados como «farsas» por Kiev y sus aliados.

En un paso previo a la incorporación, Putin firmó varios decretos en la noche del jueves reconociendo «la soberanía de Estado y la independencia» de Jersón y Zaporiyia.

En febrero, poco antes de su operación en Ucrania, el presidente había reconocido la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Lugansk y Donetsk, controladas por separatistas prorrusos desde 2014.

El procedimiento se asemeja al aplicado en 2014 para la anexión de Crimea, una península en el sur de Ucrania, que no ha sido reconocida por la comunidad internacional.

La incorporación de estos territorios a Rusia se aceleró después de la exitosa contraofensiva lanzada por las tropas ucranianas, que también llevaron a Putin a movilizar a cientos de miles de reservistas.

Varios responsables y comentaristas rusos han afirmado que, cuando estas zonas hayan sido anexionadas, Moscú podrá utilizar el arma nuclear para «defenderlas».

«Utilizaremos por supuesto todos los medios a nuestro alcance para proteger a Rusia», dijo Putin la semana pasada.

Sin embargo, lejos de resignarse, Ucrania respondió solicitando más ayuda militar a sus aliados para continuar con su contraofensiva y señaló que no reconocerá esta decisión.

El presidente ucraniano Volodimir Zelenski convocó para el viernes una reunión de urgencia de su Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Sus socios occidentales y también el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, señalaron la ilegalidad de la anexión. Incluso China, cercana a Moscú, pidió respetar «la integridad territorial».

«Cualquier decisión de proceder a la anexión de las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia no tendrá ningún valor legal y merece ser condenada», dijo Guterres.

Por su parte, Putin argumentó el jueves que este conflicto es «resultado del derrumbe de la Unión Soviética» y aseguró que se está formando «un orden mundial más justo», a través de un «proceso difícil». 

El viernes, el Consejo de Seguridad de la ONU deberá pronunciarse sobre una resolución de condena a estos referendos que, sin embargo, no prosperará por el poder de veto de Rusia en este organismo.

Este órgano también abordará las cuatro fugas detectadas en el mar Báltico en los gasoductos Nord Stream entre Rusia y Alemania, que generaron nuevas tensiones entre Moscú y las capitales occidentales.

Ambas partes se acusan entre líneas de haber saboteado estos conductos submarinos, una infraestructura crucial para el suministro de gas ruso a Europa.

Mientras, Ucrania, que recibirá un nuevo paquete de 12.000 millones de dólares aprobados por el Senado estadounidense, prosigue su contraofensiva en el este y el sur del país.

Le puede interesar: Principales candidatos presidenciales de Brasil intercambiaron

Tras haber reconquistado casi toda la región de Járkov (noreste), sus tropas parecían prepararse para lanzarse sobre Limán, un importante nudo ferroviario en la región de Donetsk controlado por Rusia desde mayo.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *