Aplicarán pruebas de drogas y alcohol a quienes soliciten licencia de porte de armas

Se le ha dicho a la policía que lleve a cabo pruebas de drogas y alcohol a los solicitantes de licencias de armas bajo una nueva guía legalmente impuesta, que se ha elaborado después del tiroteo masivo de Plymouth.

Las ex parejas, vecinos, compañeros de piso y familiares también podrían ser entrevistados por la policía como parte de un sistema de controles más rigurosos sobre el comportamiento de los solicitantes para decidir si se les debe permitir un arma.

Los borradores de las nuevas reglas, que se dará a conocer este otoño, sientan las bases para un enfoque más proactivo por parte de la policía para determinar si se debe permitir que un solicitante posea un arma.

La medida se conoce tras los asesinatos de cometidos la semana pasada, en los que Jake Davison, de 22 años, usó una escopeta legal para matar a cinco personas, entre ellas Sophie Martyn, de tres años y su propia madre del asesino, Maxine Davison. .

El arma había sido devuelta a Davison un mes antes a pesar de su inestabilidad mental, sus grabaciones en redes sobre tiroteos masivos y apoyo a la ideología violenta del «incel», que son grupos en línea de hombres «célibes involuntarios» que culpan a las mujeres por su incapacidad para encontrar pareja. 

Le puede interesar: Se reporta el aumento más alto de hospitalizaciones de pacientes con coronavirus desde marzo pasado

También se sospechaba que usaba esteroides como parte de un régimen para ganar musculatura.

Destacadas por el Ministerio del Interior, la orientación legal establece «comprobaciones adicionales» que los agentes de policía deben completar para «evaluar la idoneidad con precisión».

También se realizarán controles obligatorios de antecedentes penales y médicos de cabecera. La idea es detectar evidencias de estrés, depresión, ansiedad, abuso de alcohol o drogas, o cualquier otra condición mental o física que pueda afectar la posesión segura de armas de fuego o escopetas.

La lista de verificación incluye una prueba de drogas o alcohol, verificación de crédito u otras comprobaciones financieras, entrevistas con vecinos, socios o representantes de clubes de tiro, y antecedentes o verificaciones médicas de «socios u otras personas que viven en la dirección del solicitante o con acceso no supervisado a ella». .

Se aconseja a los agentes que vayan más lejos si sospechan de abuso doméstico. Diez mujeres han sido asesinadas a tiros en los últimos nueve años por parejas violentas a quienes la policía les permitió tener licencias de armas a pesar de las acusaciones de abuso doméstico o problemas graves de salud mental.

Cuando se sospecha de abuso doméstico, se le pide a la policía que entreviste a las parejas y, «cuando se conozca y sea proporcionado», a las ex parejas, y esté preparada para protegerlas de represalias si la solicitud es rechazada.

En el corazón del sistema está el informe del médico de cabecera sobre si un solicitante es apto para poseer un arma, sin el cual se les dice a las fuerzas policiales que no deben emitir una licencia.

La guía dice que los médicos de cabecera deberán poner una «bandera» en cualquier titular de licencia para que puedan alertar a la policía si surge algún problema de salud mental posteriormente.

Le puede interesar: Sindicatos respaldan a trabajadores que prefieran hacer cuarentena si han estado en contacto con alguien que dio positivo

Se espera que los solicitantes paguen por el informe, y tendrán que encontrar un médico alternativo si su médico de cabecera se niega a proporcionar uno debido a objeciones de conciencia a la posesión de armas o porque no se sienten médicamente calificados para determinar su aptitud para tener un arma.

Priti Patel, la ministra del Interior, ha pedido a las 43 fuerzas policiales de Inglaterra y Gales que revisen sus procesos actuales de solicitud de armas de fuego y si necesitan «revisar» alguna de las 720.000 licencias de armas existentes a raíz del tiroteo en Plymouth.

El Ministerio del Interior dijo: «Estamos presentando una nueva guía para mejorar la forma en que se evalúa a las personas que solicitan una licencia de armas de fuego en el futuro».

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *