La libra subió a su nivel más alto en dos semanas

La libra subió a su nivel más alto en dos semanas con la esperanza de que el gobierno de Liz Truss presente detalles sobre cómo reducirá la deuda.

La moneda británica subió a 1,14 dólares, recuperándose después de que los planes del jefe de las finanzas, el canciller  Kwasi Kwarteng, de financiar los recortes de impuestos mediante préstamos adicionales inquietaran a los inversores.

Le puede interesar: A solo un mes en el cargo la primera ministra, trata de salvar su pellejo

La libra se mantuvo alta a pesar de la confusión sobre cuándo presentaría su plan de reducción de deuda.

El anuncio del jefe de finanzas está programado para el 23 de noviembre, aunque se había entendido que lo adelantaría  para finales de este mes.

El lunes, Kwarteng había dicho se publicarían «en breve». que sus planes sobre cómo impulsar el crecimiento, así como una evaluación independiente del impacto económico de sus planes de reducción de impuestos por parte de un pronosticador independiente, la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), se publicarían «en breve».

Se esperaba que la nueva fecha se anunciara una vez que el parlamento regrese el 11 de octubre.

Sin embargo, el martes, tanto e Kwarteng como la primera ministra Liz Truss le dijeron a los medios  que el llamado «plan fiscal» todavía sucedería el 23 de noviembre.

Los temores de que sus planes de reducción de impuestos sean inasequibles provocaron turbulencias en los mercados la semana pasada después de que Kwarteng presentara las medidas en un minipresupuesto.

Tras el minipresupuesto, la libra cayó a un mínimo histórico, los costos de endeudamiento del gobierno aumentaron y el Banco de Inglaterra se vio obligado a intervenir y tomar medidas de emergencia después de que los dramáticos movimientos del mercado pusieran en riesgo de colapso a algunos fondos de pensiones. 

La agitación del mercado fue alimentada por la falta de una evaluación independiente sobre el impacto de los planes, que había sido ofrecido por la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), pero fue rechazado por el gobierno.

Los inversionistas también apostaron a que las tasas de interés aumentarían más rápido de lo que se pensaba anteriormente, lo que llevó a los bancos a retirar más de mil productos hipotecarios debido a que la incertidumbre dificultaba el precio de los préstamos a largo plazo.

La preocupación sobre el tipo de cambio tiene que ver con que la caída en el valor de la libra aumentará el precio de los bienes y servicios importados al Reino Unido desde el extranjero.

Esto se debe a que cuando la libra es débil frente al dólar o el euro, por ejemplo, a las empresas del Reino Unido les cuesta más comprar cosas como alimentos, materias primas o repuestos en el extranjero.

Las empresas podrían optar por trasladar esos precios más altos a sus clientes. Y eso podría impulsar la inflación, que rastrea cómo cambia el costo de vida con el tiempo. Esto ahora debe publicarse a finales de este mes, antes del 3 de noviembre, cuando el Banco de Inglaterra se reúna para tomar su última decisión sobre las tasas de interés.

Las tasas de interés han aumentado siete veces desde diciembre mientras el Banco trata de frenar la inflación, la tasa a la que aumentan los precios. Esto se encuentra actualmente en un máximo de casi 40 años de 9.9%.

Después de la agitación de la semana pasada, los inversores estimaban que las tasas de interés podrían alcanzar más del 6% el próximo año, aunque desde entonces las expectativas han vuelto a rondar el 5,4%.

Le puede interesar: Conozca el resumen de noticias destacadas de este 05 de Octubre

El aumento de las tasas de interés encarece los préstamos, lo que, en teoría, debería alentar a las personas a gastar menos y enfriar la inflación, pero también encarece los préstamos para hipotecas u otros préstamos.

El giro en U de los impuestos eleva la libra a medida que caen los costos de endeudamiento

Sin embargo, dijo que había dudas sobre si la la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria le daría su bendición al gobierno.

Se asegura que mucho dependerá de que el gobierno demuestre que sus políticas pueden, como prometió, impulsar el crecimiento económico a una tasa anual del 2,5%, lo que será «difícil de lograr».

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *