La tasa de desempleo del Reino Unido aumentó inesperadamente

La tasa de desempleo del Reino Unido aumentó inesperadamente y las vacantes cayeron por quinto informe consecutivo, mientras que los empleadores dijeron que estaban preocupados por las perspectivas de la economía británica, mostraron datos oficiales este martes, antes de un plan presupuestario estricto del gobierno a finales de esta semana.

Le puede interesar: Se debe encontrar un acuerdo para poner fin a las huelgas del NHS

Pero el crecimiento de los salarios se mantuvo fuerte, con el aumento en el sueldo básico alcanzando un récord, sin incluir el período de la pandemia. Lo que hace que se mantenga la presión sobre el Banco de Inglaterra para que continúe aumentando los costos de endeudamiento, a pesar de la desaceleración económica.

Con el jefe de las de Finanzas, Jeremy Hunt, dispuesto a aumentar los impuestos y recortar el gasto el jueves para arreglar las finanzas públicas, lo que podría profundizar una recesión esperada, la tasa de desempleo aumentó al 3,6 %, impulsada por una tasa del 3,8 % solo en septiembre.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban que la tasa de desempleo se mantuviera en el 3,5%.

El número de personas con empleo cayó en 52.000 en el período de julio a septiembre, dijo la Oficina de Estadísticas Nacionales, una disminución mayor que la mediana pronosticada en la encuesta de Reuters de una caída de 25.000.

El número de vacantes de empleo en el período de agosto a octubre cayó a 1,23 millones, su nivel más bajo desde finales de 2021.

«Las vacantes de empleo continúan retrocediendo desde su pico reciente, con un número cada vez mayor de empleadores que ahora nos dicen que las presiones económicas son un factor en su decisión de frenar el reclutamiento», dijo el estadístico de la Oficina de Estadísticas Nacionales, Darren Morgan.

Las mayores caídas en las vacantes se produjeron en la hostelería, seguida del comercio minorista y mayorista.

Sin embargo, el nivel de vacantes sigue siendo alto según los estándares históricos, lo que subraya los problemas que enfrentan muchos empleadores que luchan por llenar sus puestos vacíos.

El Banco de Inglaterra teme que la contracción del mercado laboral británica se sume a las presiones inflacionarias, obligándolo a seguir aumentando las tasas incluso cuando la economía se dirige hacia una recesión esperada.

Los salarios sin bonificaciones aumentaron un 5,7%, su tasa de crecimiento anual más alta excluyendo el período de la pandemia de coronavirus. La encuesta de Reuters había apuntado a un aumento menor del 5,5%.

Incluyendo bonos, los salarios aumentaron un 6,0%, en comparación con el pronóstico de la encuesta de 5,9%.

Incluyendo bonos, los salarios aumentaron un 6,0%, en comparación con el pronóstico de la encuesta de 5,9%.

Los salarios están aumentando mucho menos que la inflación, que se espera que alcance el 10,7 % en los datos que se publicarán el miércoles, afectando el poder adquisitivo de los hogares británicos.

La Oficina de Estadísticas Nacionales dijo que sus dos medidas de salarios, ajustadas por el índice de precios al consumidor, bajaron casi un 4%.

La proporción de personas clasificadas como inactivas -ni trabajando ni buscándolo- cayó al 21,6% desde el 21,7% en los tres meses hasta agosto.

Le puede interesar: La reputación internacional del Reino Unido ha recibido «un pequeño golpe»

Hunt ha dicho que abordará los problemas de escasez de trabajadores en su declaración presupuestaria de este jueves.

COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *